Teruel es, indiscutiblemente, una ciudad perfecta para disfrutar de una escapada romántica.

La Ciudad de los Amantes propone multitud de opciones para hacer especiales unos días de vacaciones. Sobre las calles de Teruel se fraguó una de las más bellas historias de amor de nuestro pasado. Isabel de Segura y Diego de Marcilla, Los Amantes de Teruel, que murieron en el siglo XIII en trágicas circunstancias. Desde entonces, Teruel posee un imán especial para las parejas. Narra la historia cómo, enamorados desde muy jóvenes, él parte a la guerra para hacer fortuna con la promesa de Isabel de cinco años de espera. Con el plazo cumplido y la noticia de la muerte en la batalla, Isabel se casa. Pero Diego no había muerto, regresa con las campanadas de boda en busca de su amada, quien le niega el beso. Él muere de amor, y al día siguiente, en su entierro, Isabel le da el beso que le negó en vida y cae muerta sobre el cuerpo de su amado. Desde entonces sus restos reposan juntos en el Mausoleo de los Amantes, lugar muy visitado en la ciudad, que por su carácter extremadamente romántico se ha convertido incluso en escenario de muchas pedidas de mano.

Un paseo romántico por las calles de Teruel, la Ciudad del Amor, con las torres mudéjares Patrimonio de la Humanidad o los edificios modernistas que salpican el centro histórico, acompañado de la rica y variada gastronomía de la zona, hará que la estancia en su ciudad se convierta en un recuerdo inolvidable.

Visita su web oficial